Desempeño y capacidad

La falta un proceso riguroso para estimar la capacidad hace que no se dispongan de datos objetivos sobre los que tomar decisiones o lo que puede ser peor, que estos datos no sean precisos. Una mala gestión de la capacidad puede dar lugar a situaciones en las que la infraestructura disponible no sea suficiente para soportar la demanda que proviene de los usuarios, por lo que se puede producir una reducción en la calidad del servicio e incluso una interrupción del mismo. Otra posibilidad es que la infraestructura esté sobredimensionada, no se haga un uso intensivo de los recursos y, por tanto, no sea eficiente en términos de costes.

Nuestra preocupación es que nuestros clientes puedan asegurar que la capacidad de las infraestructuras TI esté alineada con las necesidades del negocio de una forma efectiva en términos de costes y de tiempo.
Nuestro objetivo es:

 La realización de previsiones de requisitos futuros (Capacity Planning),
basándose en el estudio de la demanda actual para los recursos TI.
 La planificación de la capacidad necesaria que permita proporcionar servicios que se ajusten a la calidad definida en los acuerdos de nivel de servicio con el negocio.
 Medición y monitoreo del rendimiento y el “throughtput” de los servicios TI y de los componentes que lo soportan.
 La realización de actividades de optimización para hacer más eficiente el uso de recursos
 Influenciar en la demanda de recursos

Además de la Gestión de la capacidad del negocio, nos preocupamos de que se tengan en cuenta las futuras necesidades del negocio, la Gestión de la capacidad de los servicios – que los servicios operen conforme a los acuerdos de nivel de servicio – y la Gestión de la capacidad de los recursos de bajo nivel de las infraestructuras.